Embajadora Zavarce: “La solidaridad no tiene fronteras” - Embajada de Venezuela en Panamá
16537
post-template-default,single,single-post,postid-16537,single-format-standard,bridge-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Embajadora Zavarce: “La solidaridad no tiene fronteras”

Ciudad de Panamá (nota de prensa).- Durante las últimas semanas, la Embajada de Venezuela en Panamá ha podido sumar voluntades para colaborar con la hermosa labor que lleva adelante la Iglesia de la Inmaculada Concepción en Ciudad de Panamá a través del Comedor Solidario Santa María del Camino, y que cerrando esta semana ya elabora 1000 almuerzos diarios para personas en situación de extrema necesidad.

“Hoy traemos varios quintales de verduras y vegetales frescos, también producto de una donación, para que estos puedan convertirse en alimentos y esperanza para muchos”, destacó la embajadora de Venezuela en Panamá, Fabiola Zavarce.

Pero en este pasado mes de mayo, y continuando en junio, el ente ha llevado también algunos almuerzos a esta iglesia, los días miércoles y viernes,  los cuales han sido donados por la fundación Alimenta Venezuela,  Casa Stizzoli y Plásticos Panamá.

“La solidaridad no tiene fronteras. Con esta labor que se está realizando aquí, con esta emergencia del covid19, se ha hecho realidad ese sueño del padre Domingo. De 600 comidas diarias han pasado a 857 comidas y mañana sobrepasan las mil comidas. Queremos unir voluntades sin distingo de raza ni nacionalidad alguna”, destacó la embajadora.

Zavarce agradeció a la empresa privada que colabora y hace posible llevar el alimento diario a tantos necesitados: “Gracias a ustedes, podemos hacerles llegar este donativo para que sigamos multiplicando los panes. De verdad que nos llena de orgullo poder seguir apoyando a iniciativas como esta”.

Ayuda sin distingo de nacionalidad, razón o condición

El padre Domingo Escobar, promotor de la iniciativa del  Comedor Solidario Santa María del Camino, destaca que ciertamente la emergencia del Covid19 que ha creado más pobreza de la que ya existía. “El comedor efectivamente se sostiene así, mediante donaciones de personas que se sensibilizan y se preguntan que pueden hacer en este momento en el que se convoca a la solidaridad. Les damos infinitas gracias y les pedimos a Dios que les retribuya con creces esta obra”, afirmó al recibir la donación de la embajada.

Por otra parte, Alba Montes, voluntaria del Comedor Solidario Santa María del Camino, indicó que actualmente están atendiendo 4 áreas: Ciudad Radial, Juan Díaz, La Concepción  y San Fernando. En ellas se entregan estas comidas a personas en situación de calle, familias panameñas, migrantes que la están pasando difícil con esta situación, sin ver tampoco la religión.

“Hay muchos venezolanos que están recibiendo las comidas diarias, pues en estos momentos requieren de muchísima ayuda también”, manifestó Montes.

La elaboración de las comidas es una tarea que emprenden de manera amorosa y organizada un grupo de voluntarios, que atienden turnos de 2 a 3 veces por semana, entre quienes se cuentan panameños, dominicanos, peruanos, colombianos, venezolanos, nicaragüenses, y muchas nacionalidades más, pues la hermandad no tiene fronteras.

La aspiración  del Comedor Solidario es llegar a 2000 comidas diarias con la nueva ampliación de la cocina  -que ya está en marcha-  y que también se realiza con aportes desinteresados de manos caritativas a esta iglesia.